martes, 19 de noviembre de 2013

EL REINO DE DIOS EN LA TIERRA

A continuación realizaremos un estudio sintetizado del Reino de Dios en la Tierra.

DIOS: Él es antes de todas las cosas (Colosenses 1:15-17) Creador de lo visible e invisible. Dentro lo invisible de Dios esta: Los ángeles y su Reino. El Deseo de Dios era establecer su Reino Celestial en la tierra.

1. DIOS ESTABLECE SU REINO EN LA TIERRA

(Génesis 1:1) Dios crea los cielos y la tierra: es de entender que, entre Génesis 1:1 y Génesis 1:2 hay un lazo de tiempo en el kairos de Dios, muy diferente al tiempo del hombre que es denominado cronos, esto nos permite entender que la creación duro un determinado tiempo no sujeto al tiempo del hombre, por lo cual no podemos decir que la creación duro 6 Días.

(Génesis 1:2-25) Dios crea todo lo necesario para que el hombre viva en la tierra y establece un orden en todas las cosas.

(Génesis 1:26-28) Dios crea al hombre y le da gobierno sobre toda la creación
Vr. 26: Encontramos el Proyecto de Dios, (para que)
Vr. 27: Esta la ejecución (Lo que Dios pensó acerca del hombre eso hizo)
Vr. 28: Proyecto toma forma (El hombre es el rey de la creación)

(Génesis 2:8-9) Dios planta un huerto en Edén y pone allí al hombre. También pone en medio del huerto dos Arboles; el árbol de la vida y el árbol del conocimiento del bien y del mal.

(Génesis 2:16-17) le da un único mandamiento al Hombre.
Y mandó Jehová Dios al hombre, diciendo: De todo árbol del huerto podrás comer; más del árbol de la ciencia del bien y del mal no comerás; porque el día que de él comieres, ciertamente morirás.

Por la obediencia del hombre a Dios a través del cumplimiento del único mandamiento, Dios en un principio, Reinó en la tierra a través del hombre.

La total obediencia del hombre a Dios es indispensable para la total autoridad de Dios, y su autoridad es el Reino

Resultados de la obediencia del hombre hacia Dios
La relación Hombre – Dios = Bien
La relación Hombre – Consigo mismo = Bien
La relación Hombre – Hombre = Bien
La relación Hombre – Creación = Bien

2. EL HOMBRE ARUINA TEMPORALMENTE EL PLAN DE DIOS

Ya vimos que en (Génesis 1: 28) Dios Pone al hombre a gobernar en la tierra

Y también le un mandamiento en (Gen 2-16-17) y da su autoridad al hombre a través del mandamiento, este mandato y su cumplimiento constituye la unidad del hombre con Dios y la forma en la cual, el poder de Dios fluiría a través del hombre capacitándolo para reinar en la tierra.

(Génesis 3:1-6) El hombre desobedeció el mandamiento de Dios, al comer del fruto prohibido y esta desobediencia arruinó el plan de Dios.

Resultados de la desobediencia del hombre
a. La serpiente que antes era un ser celestial, es convertida en un ser infernal (Satanás)
b. Satanás se convierte en un enemigo de Dios y del hombre.
c. La serpiente siendo obedecida por el hombre recibe de este el poder y el dominio sobre la tierra (1 Juan 5:19)
d. El Hombre sin la obediencia a Dios está bajo el dominio de satanás para hacer su voluntad (Juan 8:44)

Por la desobediencia del hombre a Dios se rompe
La relación del Hombre - Dios
La relación del Hombre - Consigo mismo
La relación del Hombre - Hombre
La relación entre el Hombre - Creación

3. EL HOMBRE ES EXPULSADO DEL PARAÍSO Y DESTITUIDO DE LA GLORIA DE DIOS

(Génesis 3:22-23) El hombre es excluido de la presencia de Dios y el hombre comienza a vivir en su propio camino.

(Génesis 3:24) Dios cierra el camino al huerto de Edén para guardar el árbol de la vida, para que el hombre no coma de él y viva para siempre con su maldad, maldad que adquirió por la desobediencia al comer el árbol del conocimiento del bien y del mal.

(Génesis 3:8) El pecado separa al hombre de Dios

(Génesis 3: 17) Dios hace juicio al hombre y maldice la tierra

Resultado:
(Rom. 3:23)  el hombre se sumerge cada vez más en el pecado
(Rom. 6:23) Muerte significa separación.

Dios promete que restauraría su Reino
Promesa de Restauración (Génesis 3:15) “Y pondré enemistad entre ti y la mujer, y entre tu simiente y la simiente suya; ésta te herirá en la cabeza, y tú le herirás en el calcañar.”

 4. RESTAURACIÓN DEL REINO DE DIOS EN LA TIERRA

(Génesis 3:15) Promesa de Restauración

(Génesis 12: 1) Inicia con el llamado de Dios a Abraham y le da la promesa

(Génesis 22:18) confirma la promesa “En tu simiente será bendita todas las familias de la tierra”

Simiente significa semilla, esa semilla es “CRISTO”

Por lo cual Dios prepara al hombre, el camino para un encuentro con la semilla que es Cristo Jesús a través de la ley

Dios da al hombre la Ley para que el hombre conozca su condición y así poder ir camino a Jesús que es el único que lo puede volver a llevar a la posición que Dios deseaba con el hombre.

Esta ley que Dios da a través de Moisés cumple cuatro propósitos en la vida del hombre:

1. Que el hombre conozca su condición de extremo pecador (Rom. 3:20) (Rom. 5:20) (Rom. 7:7)

2. Que el hombre conozca que es esclavo del pecado y el pecado es más fuerte que él (Rom. 7:15-23) (Juan 8:31-36)

3. Que el hombre reconozca que necesita de un salvador y que sea más fuerte que el pecado  (Rom 7:24) (Juan 8:36) (Juan 3:16) (Juan 14:6) (1 Tim. 2:5)

4. Que el hombre reciba a Jesús como único y suficiente Salvador (Juan 1:12) (1 Juan 5:12). Este último paso lleva al hombre del pacto de la ley al pacto de la gracia.

5.  LA LEY Y LA GRACIA

Cuan recibo en mi corazón a Jesús como mi único y suficiente salvador, paso de la ley a la gracia

La LEY es el esfuerzo del hombre para agradar a Dios. La Gracia es la vida de Dios en el hombre.

La  ley está establecida sobre mandamientos y el mandamiento lo da Dios y lo debe cumplir el hombre, la impotencia del hombre para satisfacer a Dios en la Ley es lo que lo lleva aceptar a JESUS como el Señor de su vida y sustituto de su corazón y pasa de la ley a la gracia.

La Gracia está establecida sobre promesas, la promesa la da Dios y la cumple Dios y se efectúa cuando el hombre ha nacido de nuevo.

Nuevo Nacimiento es muerte de Adam en el hombre y comienza a Vivir Cristo en él. (Gálatas 2:20)

Pacto de la Gracia: La Gracia es Igual a Promesa
(Hebreos 8: 6-13) “Pero ahora tanto mejor ministerio es el suyo, cuanto es mediador de un mejor pacto, establecido sobre mejores promesas.”….

Promesas de la Gracia
(Ezequiel 36: 25-28)
Esparciré sobre vosotros agua limpia, y seréis limpiados de todas vuestras inmundicias; y de todos vuestros ídolos os limpiaré.
Os daré corazón nuevo, y pondré espíritu nuevo dentro de vosotros; y quitaré de vuestra carne el corazón de piedra, y os daré un corazón de carne.
Y pondré dentro de vosotros mi Espíritu, y haré que andéis en mis estatutos, y guardéis mis preceptos, y los pongáis por obra.
Habitaréis en la tierra que di a vuestros padres, y vosotros me seréis por pueblo, y yo seré a vosotros por Dios.

(Hebreos 13:20-21)
Y el Dios de paz que resucitó de los muertos a nuestro Señor Jesucristo, el gran pastor de las ovejas, por la sangre del pacto eterno, os haga aptos en toda obra buena para que hagáis su voluntad, haciendo él en vosotros lo que es agradable delante de él por Jesucristo; al cual sea la gloria por los siglos de los siglos. Amén.

LA REDENCIÓN
La desobediencia del hombre, maldijo la tierra (Gen 3:17) pero la obediencia de Jesucristo redime al hombre y la redención del hombre redime la tierra.

FINALMENTE

La obediencia del hombre a Dios, restaura al hombre a la posición original de gobierno sobre todo lo creado, y esto se hizo y se hará posible por la obediencia y el sacrificio de Cristo en la cruz y su vida reinante en el corazón del hombre. En otras palabras Dios en Cristo reinando en el hombre y estableciendo su reino en la tierra a través de la perfecta unidad entre la autoridad de Dios y la obediencia del hombre. 

viernes, 1 de noviembre de 2013

“EL REINO DE DIOS EN LA TIERRA”

COLEGIO PRÍNCIPE DE PAZ
Taller: “El Reino de Dios en la Tierra”
Religión Semana Cultural
Para todo Bachillerato
  
Después de escuchar la exposición de “El Reino de Dios en la tierra” Responda. Y en caso de que no escucho la exposición comprar la fotocopia donde Leo Valor $1.000 cada una 

1.   ¿Cuál era el proyecto de Dios con el Hombre?
2.   ¿Cuál era el mandamiento de Dios al Hombre en el Huerto en Edén?
3.   ¿Para qué era el mandamiento?
4.   ¿Cómo arruino el hombre temporalmente el plan de Dios?
5.   ¿Que se perdió por la desobediencia del hombre?
6.   ¿Quién era la serpiente y en que se convirtió?
7.    Porque fue expulsado el hombre del paraíso
8.    ¿Qué paso con el Hombre cuando fue expulsado?
9.    ¿Cómo se restauró el Reino de Dios en la Tierra?
10.  ¿Cuál fue la promesa de Dios frente al fracaso del Hombre?
11.  ¿A quién se refiere cuando habla de Simiente?
12.  ¿Cuáles son los cuatro propósitos de la ley y que citas Bíblicas sustenta esos propósitos? Trascribir cada una de las citas bíblicas para cada propósito de la ley
13.  ¿Qué hay que hacer para poder vivir en el Reino de Dios?
14.  ¿Cuál es la diferencia entre la Ley y la Gracia?
15.  ¿Gracia es lo mismo que?
16.  En que está basado el Nuevo Pacto, buscar la cita Bíblica.
17.  Escriba dos promesas del nuevo Pacto
18.  Realice el esquema de escatología
19.  Realice el devocional No. 26 Reclamar el devocional donde leo, pintarlo y entregarlo aparte a este taller (fecha de entrega del devocional, Jueves 7 de noviembre del 2013)
20.  Realice el devocional No. 27 Reclamar el devocional donde leo, pintarlo y entregarlo aparte a este taller (fecha de entrega del devocional, Martes 11 de noviembre del 2013)
21.  Realizar el devocional No.28 Reclamar el devocional donde leo, pintarlo y entregarlo aparte a este taller (fecha de entrega del devocional, Lunes 18 de noviembre del 2013)

NOTA:
Se debe presenta trabajo escrito en hojas de block, con letra legible o en computador, con normas Icontec (Portada, introducción, objetivos, contenido, conclusiones etc.) y los devocionales son para entregar aparte de este taller en las fechas establecidas.

Fecha de entrega del trabajo final: martes 12 de noviembre del 2013.

Recuerde que este Taller Equivale al 30% de la nota definitiva que representa el examen final.          
Los Devocionales del cuarto periodo equivalen el otro 30% y son desde el No. 24 hasta el 28 
Y los talleres, tareas y demás al otro 40%.

_________________________________________________________________________________




miércoles, 11 de setiembre de 2013

CRISTO VIVE EN MI

ÉL O NOSOTROS.



Muchas veces el hombre anhela volar con las aves de más alto vuelo, caminar como el pavo más erguido y llegar al éxito escribiendo la historia de su vida de una manera pretenciosa para llegar a conquistar lo que Dios ha prometido, pero lo que no sabe el hombre son los pensamientos de Dios para él, pensamientos que pueden ser muy diferentes a lo que el hombre ha planeado para su vida y terminar caminando con las aves de más corto vuelo, con la necesidad de bajar su cabeza como el avestruz y experimentar un aparente fracaso para llegar a la conclusión de que los pensamientos de Dios son mejores a fin de darnos un mejor futuro y una esperanza. (Jeremías 29:11) “Porque yo sé los pensamientos que tengo acerca de vosotros, dice Jehová, pensamientos de paz, y no de mal, para daros el fin que esperáis”.
Aquel hombre que realmente desea dejar historia y llegar al éxito de su vida, no es necesariamente conquistando o teniendo una actitud de vencedor o hacer una u otra cosa, es sencillamente cumpliendo con los planes de Dios, y no siempre me van a llevar a conquistas y victorias, pues, puede ser que lo pierda todo, pero ir camino al verdadero éxito de mi vida y cabe aclarar que no es necesariamente un éxito terrenal. 
La historia de Job nos deja una enseñanza, un hombre que en apariencia lo tenía todo, éxito que se lo podíamos atribuir a su temor reverente a Dios y una vida recta e intachable, pero que curiosamente lo pierde todo y hasta llegar a un estado lamentable en su vida para luego descubrir que el éxito no era nada de eso. Que podemos decir acerca de Job, que los planes de Dios eran muy diferentes a los suyos, que Dios no solamente quería darle una bendición terrenal, sino que, quería darse a conocer de tal manera que Job alcanzara una riqueza más grande, la cual ni la polilla ni el óxido la corrompen (Mateo 6:20) de ahí la expresión de Job “De oídas te había oído; Mas ahora mis ojos te ven.” (Job 42:5). El todo del hombre no son ni la sabiduría, ni las riquezas, ni el poder, ni los placeres, etc. El todo del hombre es tener a Cristo y dejar que sea Él, el que tome el control absoluto de nuestra vida. De ahí que cumplir con los planes de Dios se hace sencillamente más fácil y así puedo obtener una verdadera victoria, porque ya no lo hago yo en mis fuerzas, sino que Cristo que vive en mí, tiene todo el poder para hacer la voluntad del padre en mí. (Hebreos 13: 20-21) “Y el Dios de paz que resucitó de los muertos a nuestro Señor Jesucristo, el gran pastor de las ovejas, por la sangre del pacto eterno, os haga aptos en toda obra buena para que hagáis su voluntad, haciendo él en vosotros lo que es agradable delante de él por Jesucristo; al cual sea la gloria por los siglos de los siglos. Amén.”
Podemos por lo tanto concluir, que si Job, un hombre temeroso de Dios, con una conducta intachable y recta, vivió una experiencia como estas para vivir verdaderamente en los planes de Dios,  entonces, no todos los hombre que viven un éxito terrenal, están en el centro de la voluntad de Dios y lo que para muchos parece ser un fracaso o una derrota por tener que caminar con las aves de corto vuelo o la cabeza enterrada, para Dios puede ser la oportunidad perfecta para darte una verdadera victoria y caminar en el centro de la voluntad perfecta de Dios. (2 Corintios 12: 5) “De tal hombre me gloriaré; pero de mí mismo en nada me gloriaré, sino en mis debilidades”. (1 Corintios 1: 26-29) “Pues mirad, hermanos, vuestra vocación, que no sois muchos sabios según la carne, ni muchos poderosos, ni muchos nobles; sino que lo necio del mundo escogió Dios, para avergonzar a los sabios; y lo débil del mundo escogió Dios, para avergonzar a lo fuerte; y lo vil del mundo y lo menospreciado escogió Dios, y lo que no es, para deshacer lo que es, a fin de que nadie se jacte en su presencia”.